Páginas vistas en total

miércoles, 4 de abril de 2012

NOTAS SOBRE POSGUERRA E INFANCIA

Estoy leyendo más que nunca acerca de la guerra y la posguerra española: El corazón Helado ( Almudena Grandes), Los girasoles ciegos( Alberto Mendez), o La segunda guerra y las atrocidades nazis: La conjura Contra América. La sociedad del pastel de piel de patata. Estoy también cuando tengo tiempo y ánimos para ello, escribiendo las memorias de mi madre; una superviviente de ambas contiendas y de una época de penurias y sinsabores. Percibo en los escritos que nombro, olores y sabores, veo algunos paisajes como propios. En los olores he revivido los olores de España de posguerra, donde más escasearon los alimentos, y algunas cosas tan necesarias como el jabón o la gasolina, como el agua, la luz eléctrica, los vestidos o los zapatos. Aún yo lo viví, tener una muda de diario y otra de los domingos y festivos; unos zapatos para el invierno y unas sandalias para el verano, hasta que te crecía el pie y pasaban tus zapatos a algún hermano o hermana pequeña o primo o pariente del pueblo; y si tú eras la pequeña pasaban de tus hermanos a ti; en mí caso de mi hermana mayor. Yo era pequeña en ese tiempo, y para mí pronto llegó una época mejor, con más cosas que comer y que comprar; pero es curioso aquella olor a col cocida y a agua de remojar los garbanzos tardó mucho en irse de la casa de los pobres.

No hay comentarios: