Páginas vistas en total

lunes, 17 de enero de 2011

buscando un argumento

Estoy en esa parte de mi carrera literaria en la que me digo; no sé por qué no escribo una novela, hay miles de personajes esperando, y los puedo sacar cuando quiera porque por muy extraño que parezca, todas y todos son yo, todos están dentro de mí o en lo que observo a mi alrededor, en vosotros.
Cada temporada de nuestra vida acude uno; el violento, el cariñoso, el miedoso, el loco, el aguantador y por género femenino; la aguantadora, la loca, la nerviosa, la tranquila, la lista, la tonta, la madre, la hija, la hermana, la suegra, en fin, un sin fin de personajes.
La trama; miles de tramas; Una vida insulsa llena de obligaciones y de vejaciones,
o una mujer que cree que ya ha salido de todas sus desgracias y viene su hijo separado y con dos críos pequeños y le dice “Mamá échame una mano yo solo no puedo” O la familia feliz de clase media alta, con un hijo loco o drogata, y de su familia a los que ha dejado hechos mierda. Ese parado que va a perder la casa por unos usureros, peseteros ruines y crueles. Esos seres desalmados que perdieron la fe hace muchos años. O una mujer que tiene miedo a todo y a todos, que no se permite ser feliz, o que vive bajo la presión de su marido, de su madre, de su hermano o de todos y cada uno de los seres que le rodean, un día se libera de todo porque ha encontrado el verdadero amor y como cree que no se lo merece, se quita la vida.